Transilvania unplugged, contra el aburrimiento

Josep Antoniu Galleti Calinescu, una de las cabezas del protagonista bicéfalo de Transilvania unplugged, busca desesperadamente la fórmula ideal para construir un relato de viaje con el cual tener opciones para ganar un concurso literario internacional. Su amigo, Emilio Porras, la otra cara de la moneda del protagonismo de esta obra, considera que sus intentos no llegan a más que “novela policial de segunda”. Se trata de un juego metaliterario que se repite casi obsesivamente a lo largo de un texto que es auto referencial en más niveles que uno.

 

Transilvania unpluggged es la segunda novela de Eduardo Sánchez Rugeles, publicada poco menos que un año después de que el autor venezolano ganara el Primer Premio Iberomericano de Literatura Arturo Uslar Pietri con su debut en el mundo de la ficción, Blue Label / Etiqueta Azul. Apoyado ahora por Alfaguara Venezuela, la nueva propuesta de Sánchez Rugeles circula sin pudor ni mesura entre la novela negra y el film noir, la telenovela y la parodia. El resultado de este pastiche es un texto enrevesado e interesante que desafortunadamente va perdiendo sustancia con el paso de las páginas.

 

En el fondo, Transilvania unplugged se reduce a un relato de viaje en el que todo termina funestamente mal. Emilio y José Antonio (Josep Antoniu, en rumano), buscan un escape a sus respectivas miserias venezolanas en una aventura sin sentido. Emilio, cocinero, consigue una beca para dictar cursos de cocina en la zona transilvana, aprovechando que Sibiu está a punto de convertirse en la capital cultural de Europa. Por su parte, José Antonio, rumano reciclado, busca desenterrar los secretos de su familia exiliada –secretos que lo llevarán directamente a los sórdidos laberintos del establecimiento político rumano.

 

27

Sibiú, ciudad hermanada con Valencia, Venezuela.

La casualidad coloca a José Antonio en medio de una tragedia familiar que extiende sus fauces hacia las sociedades rumana y española y que encierra todo un entarimado de tráfico de gente, usura e incesto en el que la figura central, Luzny Hervasi, el más logrado de los personajes de la novela, busca expiar sus culpas a través del anonimato que consigue entre las calles de Sibiu. Donde, por supuesto, conoce a Emilio Porras, arrastrándolo, sin que él mismo lo sepa, al torbellino de miserias y desgracias.

 

Impecable en su manejo de la estructura, Sánchez Rugeles, manipula al lector a placer, generando con destreza y naturalidad una tensión solapada que jamás llega a convertirse en angustia. De hecho, en cuanto a trama, construcción y desarrollo este es, sin lugar a dudas, un paso adelante en la carrera del autor, quien recientemente ha conseguido el primer premio de novela en el Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz del Gobierno del Estado de México, con su aún inédita Lubliana.
Sin embargo, la novela negra, para ser un éxito, tiene que ser adictiva, y esta obra, a pesar de que puede crear un hábito, jamás genera una dependencia. Entre otras cosas porque Sánchez Rugeles recae a menudo en una repetición de recursos descriptivos que se vuelve molesta, por ejemplo, a la hora de caracterizar el lenguaje de sus personajes extranjeros (en esta novela, todos los personajes son extranjeros, hasta los venezolanos, porque se encuentran en Rumania). De igual manera, la proliferación de deformidades, carencias estéticas y otros elementos grotescos entre los personajes del relato distancian al lector de la acción y confieren al texto un sentido caricaturesco. Pero, acaso el principal problema de la novela es que Emilio y José Antonio, personajes que jamás llegan a diferenciarse el uno del otro, son sacados de una cotidianidad venezolana en la que sus vidas son normales y son extrapolados al contexto macabro propio de la novela negra, donde, por definición, las circunstancias escapan los confines de lo normal –inclusive aquellos francamente perversos que rigen la normalidad en Venezuela.

 

Así, pues, a partir de la página 100, cuando el cañón de una pistola corta una fisura en el paladar de José Antonio mientras este pierde el control de sus esfínteres, se crea en el lector la expectativa de ver al venezolano escapar lo más pronto posible de la situación, del país y hasta del continente para salvar su pellejo. Pero, vez tras vez, José Antonio deja pasar sus oportunidades y permanece atado a un peligro que no le corresponde, hasta llegar el punto en que el lector no se pregunta ni siquiera por qué lo hace.

 

Transilvania unplugged es una novela divertida que no aspira a la trascendencia. Por lo tanto, el que no la consiga no cuenta entre sus carencias. Un buen libro, altamente recomendable para pasar un rato ameno en alguna tarde de ocio.

 

 

PUBLICADO POR EL NUEVO HERALD DE MIAMI EL 2 DE OCTUBRE, 2011.

Advertisements

One thought on “Transilvania unplugged, contra el aburrimiento

  1. me gusta la descrpcion "antidoto contra el aburrimiento" muchas veces es eso lo que buscamos en un libro entretenernos y pasar un buen rato

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s