Gracias, Cheo

A mi tía se le alborota la guanábana cuando lo escucha y aunque es bolerista, lo prefiere de maraquero y rumbeador. Mi vieja dice que es su novio (el suyo, no el de su hermana) y lo llama “negro bello” y otras cosas que me hacen pensar que le da igual si canta salsa, boleros o cualquier otro tipo de pachanga.

cheo-fel

Cheo, negro, grande y fuerte, con esa voz de profeta o metafísico, y ese porte (ese garbo, ese swing, ese charm) de galán sentimental, modesto y delicado que provoca en el resto de los machos una combinación de envidia y admiración visceral.

(foto del archivo de elnuevodia.com)

Aquí está con Johnny Pacheco, con Jéctol, Santana y qué sé yo quién más, aunque en mi mente siempre le cantará a su borinquen querido con Tito Rodríguez y la Rondalla. Hay ciertas cosas que ningún poste de luz en el mundo se puede llevar.

 

Cheo Feliciano

1935-2014

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s